miércoles, 7 de noviembre de 2012

ÉPOCA DE SETAS!!!!

Se conocen unas 100.000 especies de hongos y setas diferentes. España, con unas 2.000 especies conocidas, unas escasas y de difícil identificación y otras comunes y fácilmente identificables, es uno de los países más ricos en variedad micológica. Aragón, Asturias, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Navarra y País Vasco son las zonas geográficas que mayor diversidad de especies, si bien podemos encontrar setas en cualquier zona de España. Las SETAS son los frutos de los hongos y se reproducen por ESPORAS. Crecen en pinares, bosques, prados de montaña, caminos, hayedos y otros terrenos húmedos y calidos que no ofrecen dificultad alguna; viven sobre materia orgánica en descomposición, a costa de otros seres vivos o asociados a otros en beneficio mutuo. Sus propiedades alimenticias son comparables a las de los vegetales: noventa por ciento de agua, ricas en proteínas vegetales, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y fibras, a la vez que son pobres en grasas. Si sientes curiosidad por este mundo, deberás informarte y proveerte de algún libro sobre micología, imprescindible para identificar con precisión los ejemplares (aunque mi humilde opinión es que lo mejor es ir acompañado de un entendido con muchos años de experiencia que te trasmita sus conocimientos). Se consciente de que el campo es un ecosistema complejo y nuestra actuación al recoger setas puede estropearlo si no se hace con precaución. Evita pisar y destruír y no dejes huella visible de tu estancia. Nunca debes arrancar las setas ni utilizar herramientas para escarbar o remover el suelo ya que alterarás y perjudicarás la capa vegetal superficial y estropearás los micelios, dejando las setas sin protección. Utiliza un cuchillo o navaja afilada y corta cada una de las setas por su pie. Debes respetar los ejemplares pasados, rotos o alterados por su valor de expansión de la especie así como los de pequeño tamaño. Recoge sólo ejemplares sanos y adultos y conocidos. Las setas deben recolectarse durante el día, nunca durante la noche. Para el almacenamiento y transporte de las mismas utiliza una cesta de mimbre que permita la aireación y, lo que es fundamental, la caída al exterior de las esporas. Nunca uses bolsas de plástico. El consumo de las setas recogidas debe de ser rápido. No dejes pasar un largo periodo entre ambas acciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada